jueves, 18 de febrero de 2016

Después de este año en el que por fin solté el animal que tengo dentro, al que le tenía tanto miedo, llegué a una conclusión: Debo tenerle miedo, es un poderosísimo animal con el que pierdo la capacidad de sentir, me vuelvo inmune al amor y se me congela el corazón.

Yo, otra vez sola, sin Benjamín, sin Él, sin cierto chico, sin esta sorpresa maravillosa que me encantó... Y pienso en este tiempo que se presta para volver a empezar, para buscar otra manera. Quiero mucho confiar, entregarme, ser Ana de alguien un ratito, dejarme mandar y ceder. Me quiero enamorar y morirme de amor como de cierto chico, con los ojos cerrados y la luz apagada, sin garantías, solo confiando.

Hay reglas establecidas, tiene que saber follar como me gusta, ser listo, dar besos increíbles, jalar el pelo desde abajo, Debe ser libre y extraordinario.

Los que fueron, fueron y los que no, no...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

En www.motigo.com encontrarás contadores y estadísticas gratuitas para tu página web.