jueves, 13 de agosto de 2015

Sexo anal

Leí esto http://www.shock.co/opinion/calzon-quitao/articulos/eso-en-cuatro-si-se-ve-73543
No puedo creer que la gente sea tan pendeja y tan superficial. Cómo hacen para pensar que en el sexo lo más importante sea el blanqueamiento del orto, quitarse los pelos y hacerse lavados. Me parece que el periodismo se va a la mierda por esta clase de tipas que solo quieren hacerse las chistosas y no investigan nada.

A mí no me gustaba el sexo anal. Lo odié siempre. Luego un día me enamoré y decidí darle una nueva oportunidad. Él puso la punta de la verga llena de KY en la entrada del culo y lo tocaba pasito haciendo círculitos mientras se masturbaba. Yo también me masturbaba y lo miraba con un demonio adentro. En un momento dejé de tener miedo y el orto simplemente lo succionó. Él se dejo llevar y las primeras veces lo hizo con gentileza, yo no podía dejar de gemir y solo podía sentir que me estaba muriendo de tanto placer, como Lucía, la de la película. Luego de decir que el culo era de una sola vía, me sorprendí pidiéndole que por favor me lo rompiera con una frecuencia deliberada.

Lo que ha pasado después es que se han venido perfeccionando la técnica y los ascos. El culo lubrica, es una verdad que no sabía. Cuando te penetran por ahí llegan a otros lugares y el orgasmo es mil veces más intenso que cualquier otro que haya sentido. Pero para disfrutar de estos regalos del sexo tuve que deshacerme del pudor y los escrúpulos, dejarme llevar, perder el miedo, no tenerme asco. Es bueno entender que tener el culo limpio y hacerse lavados antes de follar es el estado ideal, pero no pasa mucho, no tengo tiempo y la mayoría de veces no sé que voy a follar. Pero también sé que de 10 veces que lo hago, 8 sale limpio y las otras 2 el man se caga de risa y hace que todo sea más llevadero, más livianito. No es volverse coprofílico, es entender que es parte del paquete y que es una consecuencia que se soluciona bañándose y sonriendo.

No creo que sea una obligación que la gente pruebe todo, pero me ha gustado dejar un poco los prejuicios y me alegra profundamente haber estado tan equivocada porque además he encontrado esta forma estar conmigo y saberme humana, con o sin pelos, lavada hasta la panza o acabando de cenar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

En www.motigo.com encontrarás contadores y estadísticas gratuitas para tu página web.