martes, 27 de octubre de 2015

Y esto raro que pasa...

Se llama Benjamín y tiene todo el sentido decir el nombre porque me encantan los nombres con carácter.
Nunca me hubiera imaginado salir con un banquero, rígido, lleno de miedos y con desórdenes parecidos a los de Sheldon. Me gusta, me gusta que me hizo venir con la boca, me gusta que tiene una verga preciosa y grande, me gusta que es curioso y quiere que le enseñe cómo me gusta.

Yo no tengo afán ni ilusiones, me gusta que se le ponga muy dura siempre que me ve, que todo es muy fácil, me intimida su falta de filtro y su incapacidad de diferenciar lo que se debe decir y lo que no.

Es guapísimo, mide como mil metros y tiene manos hermosas. Benjamín me lee con todas las voces pero me gusta más que mientras me lee me busca el lado con los pies, me mira por el culito del ojo y me dice "Oye, aquí falta una tilde". Me hace suspirar y me saca sonrisas a las malas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

En www.motigo.com encontrarás contadores y estadísticas gratuitas para tu página web.