miércoles, 19 de noviembre de 2014

Mi declaración de hoy

Merecer es un verbo que no me gusta, trato de no usarlo. A mi vida siempre llegan regalos y últimamente tengo este regalito que me pone contenta.
Ya sé que amo a mi esposo todavía, que unas veces Él aparece en mi cabeza. Pero pasa algo diferente con este hombre y es que tiene ese don de bálsamo y el picante de un buen follar y la dulzura de los buenos besos, la capacidad de ponerme aquí y ahora. No he querido aceptar que me gusta, no quiero pensar en relaciones, ni compromisos, ni agachar la cola ni... Me desgasto y me da un miedo infinito.

Pero sí pienso en las buenísimas folladas, en que me amarra y me hace todo lo que no he querido, en que me encanta no pensar en mandar, en que sabe un montón y aprendo todo los días y que es geek. Está cerquita y me hace arrodillar en un restaurante y decir que lo siento (claro, le va a costar cada palabra), pero lo hace muy atractivo para mí. Me la paso jugando y ya no me siento sola en mis aberraciones.

No me merezco nada, ni lo que me pasa, ni lo que me deja de pasar. Pero todo el tiempo me llegan regalos maravillosos, no billeteras con chistes pobres de billetes culísimos.

Es todo, por ahora.

3 comentarios:

Blogger Alexander Rojas ha dicho...

Pues supongo que no hay nada que hacer sino aprovecharlo :-)

11 de enero de 2015, 0:33  
Anonymous anadeuna ha dicho...

Es verdad, sería muy estúpido amargarse.
gracias por pasarte otra vez por aquí ;)

11 de enero de 2015, 7:20  
Blogger Alexander Rojas ha dicho...

Pensaba que ya no escribías, pero pasé por acá y vi nuevas entradas. Sería bueno de verte en gtalk

19 de enero de 2015, 6:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

En www.motigo.com encontrarás contadores y estadísticas gratuitas para tu página web.