martes, 9 de julio de 2013

14 de mayo de 2007

Esto pasa cuando todo debería estar bien, alumbra el teléfono y es el freak, ese que me tortura hoy, ese que me hace sentir toda la culpa. Cierto chico estaba con una pequeñita furiosa ayer, yo no me altero porque no es socilamente correcto, pero en el fondo siento celos. No solo de la peequeñita, siento celos de los que le hablan, los que le escriben y a los que les responde porque conmigo, que debería ser su mujer, sólo comparte los cansancios y una cama gigante que evita que nos toquemos, una cama en la que el sexo no aparece, una cama para ver porno y tocarme cuando él no está.

Me gusta que me digan Ana, es lo más real que tengo, donde puedo escribirlo todo y no pasa nada. Cierto chico no sabe que soy Ana, sólo sabe que tengo un blog secreto. A mí me gusta que me lean unas personas, esas que no sienten vergüenza de decir, está horrible o no me gusta... y, claro, las que les gusta de verdad y parecen honestas...


Para los que entran, soy una hermosa tortura que se muere de ganas por mostrarles lo que siempre tiene que esconder.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

En www.motigo.com encontrarás contadores y estadísticas gratuitas para tu página web.