martes, 9 de julio de 2013

2011

En mi primer trabajo como asistente personal pasé por todos los sentires. Tenía miedo de perderme en esta ciudad que es gigante y que se muere de ganas ser mi amiga. Mi jefe llama a su otra derecha y le dice que me diga (aquí empieza el drama de princesa malcriada) ¿Y por qué no me llama a mí?, pensé sin decir nada, no quiero que vean lo princesa pataletosa y berrinchuda que soy. -El jefe dice que te bajes de este taxi, que agarres otro y te vayas a el reino del más más allá, que compres una corona y te vayas y lo esperes en el velorio...
What???? ¿y cómo hago para llegar allá?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

En www.motigo.com encontrarás contadores y estadísticas gratuitas para tu página web.