miércoles, 6 de abril de 2011

Pensando duro

Odio no poder dormir...
Hoy ha sido bueno casi todo: levantarme, desayunar con la abuela, llegar temprano al trabajo, ir a mi dosis de no egoísmo, contarle cómo funciona esto de vivir mejor a alguien que no está viviendo tan bien... Lo que no estuvo tan bien fue encontrar un error en un libro que me encanta. Es lo peor esto de leer como corrector, no poder pasar inavertidos los errores que querés justificar con lo que sea.

Hoy lloré recordando a cierto chico, ha sido mi primer amor y nunca voy a volver a enamorarme de esa manera. De alguna forma el amor se ensucia y se vuelve mañoso, ya las personas que pasan por mi lado no pueden entrar tan fácil, ya no hay corazón puro para ellos; la inocencia se acabó, no hay tal cosa como un alma limpia de culpa, ya no hay algo prístino... Ahora todo es una acumulación de retazos cómodos para compartir lo que queda.
No me arrepiento, mi corazón se lo entregué al que yo quería y esos años fueron lo más... Lo amo y aún así, no tengo nada que hacer a su lado.

2 comentarios:

Blogger Ilca ha dicho...

no queda inocencia, sensatez... es posible, nunca seremos, somos, vivimos a elección sin permitirnos morir en el intento, amo y lo amaré como tu, se tomó la decisión hace mucho, queda el fuego descubierto con aquella primera valentia del amor, para quienes somos, calentamos nuestra alma y las que a nuestro lado decidan caminar, vivir sin los pies helados... hermosa Ana... hola

24 de abril de 2011, 10:13  
Blogger Ana ha dicho...

Ilca, princesa cuánto gusto leerte otra vez

15 de mayo de 2011, 14:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

En www.motigo.com encontrarás contadores y estadísticas gratuitas para tu página web.